5 consejos para emprender tu negocio y marca de vino

/ por Marta Morales


No necesitas saber mucho de vinos para hacer y comercializar con éxito tu propio vino

Emprender no es fácil, y si además hablamos de un sector tan complejo como el vino la idea puede echar para atrás a muchos, sin embargo quienes son amantes del vino y además quieren comenzar un emprendimiento, el combinar ambos intereses puede concluir en resultados muy beneficiosos.


En este artículo puedes conocer las líneas maestras que debes seguir si quieres convertir tu pasión en negocio de éxito, incluso sin saber nada del mundo de la enología y la producción de vinos.

Los negocios vinícolas están demostrando ser cada vez más aceptados por las grandes masas de consumidores, y con el fin de conseguir presencia en ese mercado no hay mejor forma que mediante la creación de tu propio vino.

En este artículo te mostraremos como producirlo y además como comercializarlo, para esto último las estrategias de marketing online de Gananci pueden servir de mucho.

Contrario a lo que muchas personas creen, hacer vino no supone una cosa imposible, sino que es una actividad factible con esfuerzo y determinación; además podrás realizarlo de forma sencilla y obtener beneficios económicos de ello aplicando los consejos que aquí te mostramos. Debes tener en cuenta que nada sucede de un día para otro, así que en el mundo de la elaboración y comercialización del vino la perseverancia es clave. Sin más preámbulos te invitamos a que apliques los siguientes consejos.

1. Elige la región. La elección de la uva es el primer paso para realizar tu propio vino, y probablemente también uno de los más importantes, ya que la región y el tipo de uva formarán parte indisoluble de la marca de tu vino. Antes de comenzar con la selección debes tener en cuenta que tipo de vino quieres elaborar y comercializar, para que así selecciones la región vinícola correcta y te hagas con las uvas de mejor calidad que sean las específicas para la creación de ese tipo de vino.

Lo que debes tener en cuenta es que la uva debe ser de calidad y entregada en su momento óptimo de maduración. Debes conseguir un proveedor (viticultor o bodega) que te proporcionen la materia prima en el estado deseado para conseguir un producto de calidad. Calcula además tus necesidades de producción, ten en cuenta que por cada 100 kg de uva en buen estado se obtienen aproximadamente unos 65 litros de vino.

2. Contacta con un enólogo. El vino no lo elabora el empresario bodeguero, sino el enólogo. En la actualidad la práctica totalidad de los vinos que salen al mercado los elabora un enólogo profesional. El enólogo es un titulado universitario que, con más o menos experiencia, conoce y se ocupa de todas las fases para la correcta elaboración del vino, así como la manera de evitar problemas o deficiencias en el vino. Además, en el caso de que tus sueños de empresario de los vinos se extiendan más allá y quieras tener tu propio viñedo, un buen enólogo que conozca de tierras podrá asesorarte para conseguir la mejor cosecha posible de acuerdo al vino que se elaborará.

3. Consigue buenas instalaciones. Para la elaboración del vino tu enólogo necesitará unas instalaciones adecuadas para realizar las tareas de elaboración y crianza del vino. Necesitarás por tanto un espacio, local o nave, en las que instalar la maquinaria necesaria para el prensado de uva, fermentación, trasiego, crianza, filtrado y embotellado.

Una alternativa que puede simplificarte muchos las cosas es alquilar las instalaciones de una bodega consolidada (hay muchas que prestan este servicio) con la finalidad de elaborar el vino en ella.

4. Elabora un plan de negocios. Esta es la parte imprescindible de todo el proceso, hasta tal punto que podrías saltarte todos los pasos anteriores, creando una marca y comprando directamente un vino final acabado a una empresa o cooperativa bodeguera, para así dedicarte únicamente al proceso de comercialización, la parte más difícil de todo el proceso. Al elaborar el plan de negocios podrás enfocar tus esfuerzos en establecer las estrategias pertinentes que te permitirán comercializar con éxito tu vino. Este mismo plan también te servirá de aliado en el caso que requieras de la entrada de inversores en tu negocio que te ayuden a expandir tu producción e internacionalizarte.

5. Elije tu target. Este es uno de los pilares para la venta de vino, y muchas veces descuidado. Con un correcto análisis del target venderás pronto todo tu vino, si además es el idóneo lo venderás incluso antes de hacerlo. Para garantizarte la compra deberás realizar un esfuerzo inicial en llegar a tus clientes potenciales ya sea mediante estrategias de marketing online u offline.

https://www.vinetur.com/2017092131263/5-consejos-para-emprender-tu-negocio-y-marca-de-vino.html